¿Eres una maldita garrapata bloguera?

maldita garrapata bloguera

La habitación es oscura e inhóspita, apenas se ilumina el teclado con la luz de un flexo. Ahí estás tú, moviendo el ratón, haciendo clicks. Guardar. Descargar. Guardar. Descargar. Guardar…

Pasas de un blog a otro, engullendo artículos, conceptos, ideas… y tú callas. Nunca compartes, nunca escribes un comentario, nunca te interesas por la persona que lo ha escrito y así pasan los horas, los días, los años… Encerrado en tu habitación tétrica y fría.

¿Quién eres? Yo lo sé, tú lo sabes.

maldita garrapata blogueraEres una maldita garrapata bloguera

¿No decían que internet es una revolución para la comunicación?, ¿para estar siempre en contacto?, ¿que abría un mundo de posibilidades para aprender y enseñar?

¿Qué parte no entendiste?

Una clave de internet es compartir. No me refiero a que solo des al botón de Facebook, Twitter y demás, sino a que interactúes de verdad.

Opina, da ideas, recibe consejos, manda mensajes, compara datos, investiga, escribe emails, twittea, haz listas, grupos, comenta, genera debates… Y lo más importante… ¡disfruta!

A lo mejor tienes ideas del tipo, “no va a interesar a nadie lo que tengo que comentar”, “seguro que piensan que soy un pesado”. Olvídate de todas esas monsergas y miedos tontos, ahí fuera hay un montón de personas con las mismas inquietudes que tú y estarán encantadas de conocerte y compartir opiniones.

maldita garrapata bloguera

Sino, sólo seguirás siendo y serás, una maldita garrapata. Chupóptero infernal.

Ahora llegamos a un momento delicado y es que te voy a contar una gran verdad: yo fui una maldita garrapata bloggera.

Créeme que en estos momentos, estoy mirando avergonzada al suelo y con los coloretes de mi cara encendiéndose por momentos. Sí, lo fui; y por eso, estoy escribiendo este post, para evitar que otras personas caigan en ese mismo error.

Leía, leía y nunca mandaba un mensaje, un comentario dando las gracias por esa información tan útil o ese tutorial que tantas veces me salvó la vida. No se trata solo de que es “de bien nacido, ser agradecido”, sino que me estaba perdiendo una porción muy grande del pastel.

¿Cuántos conocimientos tendría ahora, si desde que empecé a navegar hubiese comentado o, al menos, compartido esas informaciones con otros?

Espera un segundo… debo ir a aporrearme la cabeza contra la pared.

¡Y ahora cuéntame! ¿Eres una maldita garrapata bloguera? No te escondas que te veo…

Copywriter y redactora web que ayuda a emprendedores digitales a conseguir más ventas y visitas.

Desde mis inicios como redactora he tenido un romance con Google que dura a día de hoy y que te cuento en mi curso gratuito SEOvitamina tus post antiguos.

No podría vivir sin libros, aunque también me encantan los cómics. De corazón rockero y comilona a no parar. Más de calle que las aceras. Si quieres saber más de mí (y de la Covita), pulsa aquí.

  • muy bueno lo de la garrapata!!!! yo creo que todos pasamos por eso…

    • Hola Miguel!

      La verdad es que sí, todos somos un poco garrapatillas. Ahora que veo la ilusión de sentirse leído y recibir comentarios, me da un poco de cargo de conciencia 😉
      Por cierto, he estado echando un ojo a tu blog y me ha parecido muy interesante.Todavía no había visto un blog acerca del marketing político. Cada vez que veo a un político por la televisón, siempre me gusta analizar la posible estrategia que está usando el gabinete de prensa.

      Un saludo fuerte y muchas gracias por tu comentario!

      Cova

  • Bea

    Hola Cova!!
    Jajaja!! Me ha molado un montón lo de garrapata 😂😂
    He de confesar que no he sido nunca garrapata, pero me he encontrado con muchas por ahí, jeje!

    Rectificar es de sabios, Cova y tú misma te has dado cuenta de los grandísimos beneficios que obtienes siendo generoso con los demás: aprendes muchísimas cosas en esas conversaciones que generas, conoces a gente increíble (no sólo desde el punto de vista del networking puro y duro, sino desde el punto de vista personal)… el mundo del blogging es maravilloso y te da grandes alegrías. Sólo hay que tener paciencia y ser lo más natural posible.

    Ánimo con el blog. Tiene muy buena pinta!!
    Un abrazote 😉

    • Hola Bea

      Algún amigo me miraba con cara de circunstancia cuando les expliqué este mini-artículo. “¿Vas a llamar garrapatas a tus lectores?” :D:D

      Me ha sorprendido mucho el buen rollo que existe en el mundo del blogging. No he encontrado a nadie que no me haya querido ayudar desinteresadamente. Te sientes muy arropado. Luego, el poder interactuar con otras personas me parece algo “salvaje”. Poder aprender de tantísimos temas y de una manera tan sana. Siempre llevo el modo colaboración encendido.

      Por cierto, me encanta el hashtag #ponunabeaentuvida. Es un nombre que es una constante en la mía.

      Muchas gracias por el comentario! Cada vez que comenta alguien me pega tal subidón que me tienen que bajar de las lámparas de casa jajajaja

      Un besote

      Cova

  • Beatriz Diaz

    Siiiiiiiiii, soy una garrapata bloggera. Buaaaaaa.

    • Hola!

      jajaja bueno, ya estás dando un paso positivo al comentar.
      Yo también he reconocido que lo he sido y ahora me da cargo de conciencia. Con lo que emociona recibir comentarios!

      Saludos!!

      Cova

  • Muy buena la definición de la garrapata bloguera, creo que todos pasamos por esa fase en algún momento. Felicitaciones por tu creatividad

    • Hola Hermy

      ¡Bienvenida a mi casita :D! Sí, yo opino igual, creo que todos hemos sido algo “garrapatillas” en algún momento jajajaja, pero cuando estás al otro lado y ves la motivación que supone el recibir un comentario… Cambias el chip de forma total.

      Me alegra que te haya gustado el post, por aquí me tienes para lo que necesites.

      Un saludo

      Cova

  • Que genial tu post, me ha sacaste una sonrisa, me encanta tu estilo.

    Realemente no quiero ser ese animal feo que describes!

    un abrazo y éxito en tus proyectos 🙂

    • Hola Daniels

      Bienvenido al blog! Jajajaja la idea era que este debería ser el post con más comentarios del blog ya que nadie debería querer ser ese animal feo y horrible que es la garrapata bloguera.

      Me alegra mucho que te haya gustado.

      Un saludo y mucha suerte

      Cova