20 septiembre, 2022

¿Vale la pena publicar contenidos? Te cuento todas las ventajas y desventajas de tener un blog corporativo (+ sorpresa al final)

Adrián Medina

Otra vez está ahí.

Esa vocecilla insidiosa que te persigue. 

Te susurra al oído. Te asalta cuando menos te lo esperas y te arranca del sueño en plena madrugada.

Sí, sabes a cuál me refiero.

Esa que no para de repetirte las mismas 6 palabras:

“Deberías estar publicando en el bloooooooog”.  

Te tapas los oídos, te enrollas la almohada en la cara, pero hagas lo que hagas, no dejas de oírla…

“Pues sí, Adrián, es insoportable. ¿Qué hago para que se calle? ¿Tú me puedes echar una mano?”.

Sí, sí, te voy a ayudar…

Te voy a ayudar dándote una colleja por no hacerle caso, que te lo has ganado.

Simpsons GIF - Find & Share on GIPHY

Si tienes un negocio, necesitas escribir contenidos para tu blog. 

Fin de la historia.

Me da igual si vendes servicios, infoproductos o si tienes una tienda de tuppers ecológicos. Publicar contenidos en tu blog es clave para:

  • Conseguir visibilidad.
  • Atraer más leads cualificados.
  • Activar a tus potenciales clientes de cara a la venta.
  • Resolver objeciones.
  • Aumentar las ventas (y la rentabilidad) de tu negocio.

Y te lo voy a demostrar.

En este post he resumido las ventajas y las desventajas de tener un blog. Tanto lo bueno como lo malo.

Y sí, lógicamente, lo bueno gana. Pero también te voy a ser honesto con las partes "menos bonitas" de tener una estrategia de contenidos.

Así que léelo, y verás cómo al acabar le haces más caso a esa vocecita (que la pobre solo lo hace por tu bien). 😉

Ventajas de tener un blog (o por qué cada día que pasas sin publicar estás perdiendo oportunidades)

Te lo acabo de decir, pero te lo recalco.

Con una buena estrategia de contenidos puedes captar más clientes y conseguir ventas más rentables.

¿Cómo?

Pues entre otras cosas, con el blog atraes leads más templados. 

Es decir, son potenciales clientes que ya confían "un poquito" en ti cuando se suscriben a tu lista, porque tus contenidos les han ayudado y les han aportado información valiosa (en comparación, los leads que consigues con estrategias como la publicidad son más fríos; normalmente cuesta un poco más convencerlos de que te compren).

Pero además, puedes utilizar estratégicamente tus contenidos para seguir reforzando esa confianza, y que el lead avance por tu embudo de ventas.

¿Todavía no lo ves claro?

Pues tranquilo, que ahora viene lo bueno de verdad…

1. Atraes visitas cualificadas (si haces las cosas bien)

Esta seguro que ya la sabías.

Uno de los grandes beneficios de escribir en tu blog es que atraes tráfico cualificado: visitas que necesitan unos productos o servicios como los tuyos y que se podrían acabar convirtiendo en clientes.

Pero ojo.

Eso no se consigue publicando noticias sobre tu empresa y hablando de lo bueno que es tu producto o servicio. El autobombo te alimenta el ego, no la cartera (Ouch. ¿Eso ha escocido?). 😉

Debes tratar temas que le interesen a tu cliente ideal.

Por ejemplo, imagina que tienes un curso de repostería vegana.

Si en tu blog te dedicas a hablar solo de los últimos cursos que has sacado, de si en tal edición se han apuntado nosecuantos alumnos… Pues aburrirás hasta a las ovejas.

Pero si en vez de eso, publicas posts sobre:

  • Recetas de repostería vegana aptas para principiantes.
  • Cómo sustituir el huevo en recetas veganas.
  • Cómo elegir ingredientes que no contengan productos animales.

Con eso sí vas a atraer a personas que quieren aprender repostería y que, más adelante, podrían inscribirse en tu escuela. 

Pero ¿cómo atraes tráfico cualificado con tus posts?

  • Optimizándolos para el SEO: en tus contenidos atacas palabras clave o keywords que tus potenciales clientes buscan en Google, tipo “Cómo hacer crema pastelera vegana” o "Receta pastel de calabaza vegano”.
  • Compartiéndolos en redes sociales: así vas atrayendo seguidores interesados en tu temática.
  • Colaborando con otros profesionales: un blog puede ser un puente para conectar con profesionales que tengan una audiencia similar a la tuya. En este caso, podrías contactar con una persona que venda un curso de cocina vegana pero que no toque la repostería, y ofrecerle escribir un post con “5 recetas de postres sin huevo ni leche” para publicarlo en su web. Así te darás a conocer entre sus seguidores, y es muy probable que varios de ellos empiecen a seguirte a ti también. Del tema del networking te hablo más a fondo luego.

Si todavía no ves claro el potencial que tiene una estrategia de contenidos para generar visitas, te doy una cifra: 

El 77 % de los usuarios de Internet lee posts. 

Y entre ellos, ten por seguro, que hay muchísimos potenciales clientes tuyos.

¿De verdad vas a renunciar a una audiencia tan enorme? 

2. Tu lista de suscriptores, llena hasta la bandera de leads de calidad

Sigo con el ejemplo de antes.

Supongamos que en tu escuela ofreces cursos de repostería:

  • Vegana.
  • Francesa.
  • Y americana.

Cada uno está dirigido a un perfil de cliente o buyer persona totalmente diferente.

En estos casos, lo que nosotros recomendamos es utilizar el blog para segmentar a tus leads en diferentes embudos. Así:

  • Generas contenidos específicos para cada buyer persona: en unos posts compartes recetas veganas, en otros hablas de postres franceses, y otros los dedicas a la repostería americana.
  • En cada post ofreces un lead magnet alineado con la temática: a la persona que esté leyendo un post sobre repostería francesa, le ofreces una masterclass sobre "Cómo hacer macarons sin que se te desmoronen". Y del mismo modo, creas un lead magnet relacionado con los postres veganos y otro distinto para los americanos. Así, según cuál se descargue el usuario, lo etiquetas en tu herramienta de email marketing (nosotros usamos ActiveCampaign) de una forma.
  • Diseñas una secuencia de email separada para cada lista: al lead que se ha descargado la masterclass de los macarons, le envías una serie de emails donde le hablas específicamente de tu curso de repostería francesa. Como sabes que a ese lead le interesa ese estilo de cocina, las posibilidades de que acabe comprando son más altas.

Todo esto que te he explicado tiene que ver con un concepto muy importante a la hora de diseñar un funnel orgánico: el alineamiento. 

Pero no te cuento más porque Cova tiene una masterclass gratuita donde te explica en detalle cómo crear un funnel orgánico (y en la parte de la estrategia, ya te digo yo que la he visto, que se extiende bastante). 😉

3. La confianza de tu audiencia se dispara

Una buena estrategia de contenidos también te permite potenciar tu marca.

No es ninguna broma.

De hecho, en el estudio “The State of Content Marketing” de 2022 de Semrush, el 45 % de las empresas encuestadas afirmaron que iban a utilizar sus contenidos para trabajar su imagen de marca.

Pero ¿cómo exactamente?

Para explicártelo, supongamos ahora que eres diseñador web especializado en tiendas online y que una persona está valorando si contratarte a ti o a otro diseñador.

Los dos ofrecéis un servicio bastante similar, pero hay una diferencia:

  • El primero solo tiene una web donde explica sus servicios, pero no publica contenidos.
  • Tú, en cambio, tienes el blog repleto de posts donde ofreces consejos de diseño muy prácticos, pones ejemplos de otras tiendas con las que has trabajado, explicas el proceso que sigues para empaparte de los gustos de cada cliente y elaborar un diseño que refleje su identidad…

Está claro que tú le vas a dar mucha más confianza a ese posible cliente, ¿verdad? Porque al leer tus posts comprobará que eres un experto y se hará una idea de cómo trabajas. 

Y voy más allá.

Al ver lo currados que están tus contenidos, es muy posible que esa persona los comparta en redes sociales, te recomiende…

Así, poco a poco irás siendo más conocido, hasta que tu blog se acabe convirtiendo en “ese en el que todo el mundo piensa” cuando se habla de diseño web para e-commerce.

O en términos marketinianos: aumentará la autoridad de tu marca y te convertirás en un referente.

4. Te distancias de tu competencia

A través de tus posts también puedes (y debes) mostrarle a tu audiencia todo aquello que te hace único:

  • Tus conocimientos.
  • Tu experiencia en el sector.
  • Tu manera única de trabajar y en qué se diferencia de lo que hacen otros.
  • Los resultados que has conseguido para tus clientes.

Voy con otro ejemplo.

Imagina que eres psicólogo y que en tus terapias has implementado el mindfulness porque has visto que ayuda a tus pacientes a controlar la ansiedad y el estrés.

Si haces un post sobre “Mindfulness y psicología” podrás explicar de primera mano las ventajas de combinarlas y cómo, gracias a tu servicio, tus pacientes:

  • Viven mucho más tranquilos. 
  • Son capaces de controlar los ataques de ansiedad que sufren.
  • Duermen mejor por las noches.

Eso te ayudará a destacar frente a otros psicólogos.

Por eso, cuando nosotros empezamos a trabajar la estrategia de contenidos de un nuevo cliente, no solo le diseñamos la estrategia de palabras clave. Además, nos sumergimos hasta el fondo en su negocio para entender:

  • Qué lo diferencia.
  • Qué consiguen sus clientes al trabajar con él.
  • Su filosofía y sus valores.
  • Historias o anécdotas en las que su cliente ideal se pueda ver reflejado.

Y luego volcamos todo eso en los contenidos para que reflejen su esencia y le permitan sobresalir frente a su competencia.

Stand Out I See You GIF by GoDaddy - Find & Share on GIPHY

5. Networking: rompe el hielo con tus posts (y haz contactos valiosos)

Te decía antes que tu blog puede ser la "excusa” perfecta para forjar relaciones con otros profesionales.

Por ejemplo:

  • Contactas con una persona con la que te interesa estrechar lazos y le propones escribir un guest post para su audiencia.
  • Le haces una entrevista y la publicas en tu blog.
  • Haces un round up (un post especial en el que invitas a varios expertos a dar su opinión sobre un tema concreto).

Cualquiera de estas opciones te puede servir para romper el hielo y entrar en contacto con otras marcas que se dirigen al mismo público que tú.

Y esto tiene muchísimas ventajas.

Una de ellas ya te la dije antes: atraer más visitas cualificadas hasta tu web.

Pero hay más:

  • Le das un chute de energía a tu marca: cuando ese otro profesional, con una marca reconocida, comparta la entrevista que le has hecho o te mencione en sus redes, indirectamente te está dando su aprobación. Es como si le dijera a su audiencia “esta persona vale la pena, echadle un ojo”.
  • Oportunidades profesionales: a partir de un guest post empezáis a seguiros, a estrechar el contacto… y en el futuro eso puede derivar en una colaboración (por ejemplo, podéis ofrecer servicios juntos, o que esa persona organice un evento y te invite como ponente).
  • Aprendizaje: si entablas relación con otros profesionales que tienen más experiencia que tú, pueden ofrecerte consejos muy valiosos para hacer crecer tu negocio (y ahorrarte algún que otro hostiazo por el camino…). 

¿Que a veces hacer networking da palo? ¿Que es más fácil ir publicando tus posts sin relacionarte con nadie?

Pues sí, posiblemente.

Pero te aseguro que, si no te mueves, será como dejar que las oportunidades de crecer salgan volando por la ventana.

Tú decides…

6. Construyes una comunidad de seguidores en torno a tu marca

Fíjate en esta captura de Blogger 3.0 (el blog de SEO de Dean Romero):

ventajas y desventajas blog corporativo

Ese post consiguió más de 100 comentarios en unos 10 días.

¿Por qué te muestro esto?

Porque no se me ocurre un mejor ejemplo de cómo un blog currado te puede ayudar a construir una comunidad comprometida.

En todos los posts de Dean hay una ristra kilométrica de comentarios. Y además no son comentarios sueltos, sino que muchas veces se forman hilos en los que los propios usuarios se van respondiendo entre sí.

Eso es lo que consigues cuando tienes un blog en el que:

  • Publicas contenidos de mucho valor.
  • Interactúas con tus seguidores (ya sea en los comentarios del propio blog, o en redes sociales, o a través del email, me da igual).

Así vas poco a poco construyendo una comunidad de personas que se sienten vinculadas con tu marca.

Personas que:

  • Se leen todo lo que publicas y están esperando tus posts como si fueran una serie de Netflix.
  • Comparten tus contenidos y te recomiendan a sus conocidos.
  • Confían en ti y saben que eres un buen profesional.

Y eso ¿en qué se traduce?

Pues en que cuando saques un producto, o les vendas tu servicio, estarán mucho más dispuestos a comprarte.

Es como tener un club de fans de tu negocio. 😉

7. Republicar posts antiguos = más posicionamiento con menos esfuerzo

Hay contenidos que se van quedando desfasados.

Contenidos que:

  • Escribiste hace mucho tiempo y son mejorables: porque ahora tienes más experiencia en tu sector, o simplemente porque tienes más soltura escribiendo que cuando los hiciste.
  • Hablan sobre un tema que evoluciona muy rápido: por ejemplo, en el SEO es muy habitual que lo que servía hace 2 años ya no sea válido hoy.
  • Incluyen datos o estadísticas: hay algunas que también es necesario actualizar regularmente.

Lo que solemos hacer con estos posts es actualizarlos y volver a publicarlos. 

Así:

  • Mejoras su posicionamiento: supongamos que ese post que publicaste hace 2 años se ha quedado muy cerquita de la primera página de Google. Al actualizarlo y meterle más contenido, consigues que el algoritmo vuelva a revisarlo. Y como ahora está más completo, quizá decida darle un empujoncito y mostrarlo más arriba.
  • Ahorras tiempo: por lo general, cuando tienes un post que ya estaba bien de base y solo tienes que retocarlo un poco, eso te lleva mucho menos tiempo que escribir un contenido desde cero.

Lógicamente, la idea es que la mayor parte del tiempo publiques posts nuevos. Pero si una semana vas muy ahogado, puedes utilizar esta estrategia para no dejar el blog sin actualizar y, de paso, darle un empujoncito a algún post antiguo. 😉

8. ¿Nunca sabes qué publicar en redes sociales? Eso ya no será un problema...

Escribir posts te lo pone más fácil para alimentar tus perfiles de redes.

De hecho, a partir de un solo contenido es posible sacar varias publicaciones distintas.

Por ejemplo:

  • Una para anunciar que has publicado el post.
  • Otra resaltando una estadística que mencionas en él.
  • Otra más en la que resumes uno de los consejos que das en el post.
  • Y otra con una imagen o una infografía que acompaña al texto.

A lo tonto ya tienes contenido para más de media semana. 

9. Fidelizas a tus clientes

Imagina ahora que tienes una farmacia online. 

Un cliente te ha comprado una crema solar. El pedido ha llegado correctamente, el cliente está satisfecho con la crema y hasta te ha dejado una reseña positiva.

Normalmente la cosa acabaría ahí. Como mucho, al cabo de unas semanas le mandarías un email con una oferta… que posiblemente ni se moleste en abrir.

Office Monkey GIF - Find & Share on GIPHY

Pero con un buen blog la cosa cambia, porque después de recibir su pedido puedes enviarle contenidos que le podrían interesar, como:

  • Consejos para cuidar su piel en verano.
  • Reviews de otros productos para el cuidado de la piel (para trabajar la venta cruzada).

Así consigues dejarle una impresión todavía mejor.

Eso te permitirá mantenerte en su mente y es más probable que, cuando le mandes esa oferta, abra el email (porque estará habituado a leer todo lo que le envías) y decida aprovecharla.

10. Conoces a tu cliente ideal al dedillo

Preparar temas para tu blog te ayuda a entender mejor a tu público.

Al analizar las búsquedas que realizan en Google, puedes detectar necesidades o inquietudes de tu audiencia que no conocías.

Te pongo otro ejemplo.

Supongamos que tienes un vivero online. Y al hacer una investigación de palabras clave para tu blog, descubres que mucha gente busca en Google "Plantas que necesitan poca tierra".

Al principio no tienes claro a qué se refiere. 

Pero cuando revisas los posts que aparecen para esa palabra clave, ves que son listas de plantas que tienen raíces poco profundas (así que apenas necesitan sustrato y se pueden colgar del techo usando macetas pequeñas).

Esta es una necesidad de tus clientes que no conocías.

Pero ahora que la has descubierto, se te ocurre que podrías crear una subcategoría de productos específica para “Plantas colgantes que necesitan poca tierra”.

11. Multiplicas tu visibilidad (con la atomización de contenidos)

La atomización se podría resumir como “Sacar 4 contenidos de uno solo”.

El concepto viene de un blogger estadounidense, Jay Baer. Lo que él propone es crear varios contenidos en distintos formatos a partir de un mismo “contenido madre”.

En su caso, primero graba un vídeo y luego convierte la transcripción en un post, y el audio en un pódcast. 

Pero, salvo que tengas un don para la comunicación oral y seas capaz de improvisar un vídeo de 10 o 15 minutos del tirón, sin guion ni nada (si es así, que sepas que me caes muy mal), lo más sencillo es hacerlo al revés. 

Primero escribes el post, y luego:

Así puedes publicar en varios canales a la vez (lo que significa conseguir mucha más visibilidad, porque habrá gente que no lea posts, pero sí consuma pódcast o vídeos) y optimizar tiempo y esfuerzo.

Esta es una estrategia superinteresante. Por eso, en Palabras que Atraen le dedicamos una lección entera dentro del módulo 1.

12. ¿Tus clientes siempre te hacen la misma pregunta? Resuélvela con un post

Esto te interesa si tienes un producto muy complejo.

Por ejemplo, supongamos que has desarrollado un software de contabilidad que vendes bajo un modelo SaaS (Software as a Service).

Puedes publicar posts resolviendo las dudas más comunes entre los usuarios de tu software, tipo:

  • Cómo organizar las facturas de diferentes proveedores.
  • Qué hacer si tengo varias tarjetas de empresa distintas.
  • Cómo crear alarmas para detectar gastos que no cumplen las políticas de la empresa.

¿Podrías resolver todas estas dudas con una sección de FAQs?

Sí, también.

La diferencia es que, al contestar cada una de estas dudas con un post, tienes más espacio para explicar el proceso paso a paso, poner capturas o vídeos, etc.

13. Tus contenidos son el patrimonio de tu empresa

No, no se me ha ido la olla con este epígrafe.

Me explico.

Crear un post implica invertir, ya sea tiempo o dinero (según si lo haces tú o lo escribe otra persona).

Pero una vez está publicado, ese contenido se convierte en un activo de tu negocio que puedes explotar de todas las maneras que hemos visto:

  • Para empezar, te va a traer más y más tráfico con el tiempo.
  • Además, lo puedes compartir en redes varias veces.
  • O utilizarlo dentro de una secuencia de email (para resolver dudas, romper objeciones, potenciar tu marca, etc.). 

Es un poco como cuando inviertes en bolsa (o en criptos, o en lo que más te guste).

Al principio tienes que emplear parte de tu dinero para adquirir acciones de una empresa. 

Pero si has elegido bien esas acciones (en el caso del post: si está bien escrito y alineado con tu estrategia), con el tiempo te empezarán a dar beneficios. Así, con el tiempo, no solo recuperarás el dinero invertido, sino que ganarás aún más.

14. Y…

Hay una ventaja muy chula de cara a aumentar la conversión que te cuento en la cajita que tienes aquí a la izquierda.

⬅️

Porque sí, publicar contenidos no solo sirve para ganar visitas. 😉 

Desventajas de tener un blog (porque no todo iba a ser de color de rosa…)

Creo que las partes buenas ya han quedado bastante claras. 😉

Pero la realidad es que, incluso si eres un apasionado de las palabras y el sonido del teclado te parece más melodioso que una pieza de Vivaldi… también hay partes malas.

Son estas tres:  

1. Para tener un buen blog, tienes que invertir tiempo (prepárate para currar)

No te voy a engañar: crear contenidos útiles y valiosos para tu audiencia no es sencillo.

Tienes que:

  • Buscar los temas.
  • Documentarte para saber qué información espera encontrar el lector exactamente en cada post (no vale con escribir sobre lo que te apetezca).
  • Redactar el contenido (un consejo: nunca empieces a escribir desde cero. Primero haz un esquema para decidir qué ideas vas a incluir y cómo las vas a organizar).
  • Pulir y corregir el texto hasta que resulte fácil de entender y ameno de leer.
  • Publicarlo y darle difusión.

Es un proceso que lleva tiempo.

Y si además quieres generar una comunidad, potenciar tu marca y todo lo demás, debes ser constante. Nada de sacar 3 posts en un mes y luego tardar medio año en publicar el siguiente.

Scared Dog GIF - Find & Share on GIPHY

Pero recuerda lo que te he dicho: ese tiempo no lo estás perdiendo, sino que lo estás invirtiendo para rentabilizarlo en el futuro.

TIP extra

Mi consejo es que no te compliques ni intentes morder más de lo que puedes tragar. 

Si hacer un post a la semana es demasiado para ti, publica cada dos semanas. O solo una vez al mes. 

Vale más la pena sacar contenidos con menos frecuencia, pero hacer posts muy currados y que a la gente le gusten, antes que publicar por publicar y descuidar la calidad de los contenidos.

2. Trabajar el SEO en los posts NO es opcional

“¡Dios mío, SEO! ¡Corred o moriremos todos!”.

Anda, no me seas melodramas…

Lo de hacer SEO suena un poco rollo, sí. Y encima, es difícil encontrar a alguien que te lo explique bien, sin meterse en embrollos ni en galimatías técnicos. 

Pero si quieres que tus posts se posicionen, lo mejor es que los optimices para el SEO. Porque eso te ayudará a atraer un flujo de tráfico estable a lo largo del tiempo.

Lo bueno es que el SEO de un post no es algo técnico, sino que se basa en: 

  • Optimizar unos elementos muy concretos del texto: la URL, el H1, el primer H2 y algún que otro H3, etc.
  • Seleccionar bien las palabras clave que te interesa atacar: las que te van a traer ese tráfico cualificado que te decía.
  • Entender la intención de búsqueda de cada keyword: es decir, la información que espera encontrar el lector al hacer una búsqueda concreta. Explicado de forma muy básica, si yo busco “Receta de tortilla de patatas”, no quiero que me cuentes la historia de la tortilla partiendo del descubrimiento de América; quiero que me expliques cómo hacer una tortilla. 

Como ves, en gran parte se trata de saber cómo escribir el post y dónde colocar las palabras clave a atacar (sí que hay que configurar un par de cosillas, pero no tienes que ser un experto informático ni meterte a tocar código ni nada de eso).

Por cierto.

Para que veas que no me lo estoy inventando… mira lo que dice una de las alumnas de Palabras Que Atraen sobre esto del SEO y los posts:

3. Sin una buena estrategia, es difícil conseguir resultados

Este es el motivo por el que mucha gente piensa que el marketing de contenidos no funciona.

Creen que solo con publicar contenidos “a saco” van a conseguir resultados. Y no es tan fácil.

No se trata de escribir por escribir, sino de hacerlo con cabeza. Con una estrategia editorial en mente que esté alineada con los objetivos de tu negocio.

Eso significa saber:

  • Qué temas le preocupan a tu cliente ideal (para atraer tráfico cualificado).
  • Cómo hacer un buen estudio de palabras clave.
  • Qué leads magnets crear para cada perfil de cliente.
  • Cuándo escribir para conseguir visitas y cuándo para alcanzar otro tipo de objetivos (generar confianza, potenciar tu marca, resolver objeciones, fidelizar, hacer networking, etc.).
  • Qué tipos de contenidos escribir según tu objetivo.

Y podría seguir, pero creo que ya te haces a la idea.

La cuestión es que, para conseguir buenos resultados, lo ideal es tener una estrategia. 

Si no, es como si cogieras el coche para ir de Madrid a Berlín sin conocer la ruta, sin un GPS que te guíe y sin saber alemán para ir leyendo los carteles. Lo mismo tienes suerte y llegas a tu destino… o lo mismo acabas perdido en mitad de la nada. 

Y tú no quieres que tu negocio acabe en una cuneta, ¿verdad? 😉

Ahora que has visto todas las ventajas y desventajas de un blog, ¿a qué esperas para ponerte manos a las teclas?

Mira, voy a parar ya porque me estoy acercando peligrosamente a las 5.000 palabras y tengo calambres en los dedos.

Si has llegado hasta aquí y te has leído el post entero, háztelo mirar te admiro sinceramente por tu hazaña.

Y oye, ya que me he arriesgado a acabar con túnel carpiano con tal de ofrecerte un montón de información valiosa (o al menos, espero que te lo haya parecido)... ¿qué tal si me dejas un comentario y me cuentas lo muchísimo que te ha gustado el post? 😜

Así lo mismo convenzo a Cova para que me pague el fisio, que me va a hacer falta para la muñeca…

Ahora en serio: me encantaría que me escribieras aquí abajo y me cuentes lo que te dé la gana: tus impresiones sobre el post, otras ventajas o desventajas que se te ocurran de tener un blog, las dificultades que encuentras al escribir tus contenidos… Lo que te apetezca.

¡Nos leemos!

Aquí tienes la ventaja nº 14 de publicar contenidos

(y qué tiene que ver con aumentar la conversión)
Autor
Adrián Medina
Responsable servicio marketing de contenidos.

Ojo, porque él no escribe posts, hace pequeñas obras maestras. Es broma, pero no encontrarás a nadie que se esfuerce más por encontrar la palabra perfecta y el matiz preciso para cada idea.

Siempre con una sonrisa (se le ha visto en pijama en reuniones).

11 comentarios

  1. Adrián, ¡muchas gracias por este pedazo de post!

    Es canelita en rama. Es largo, no nos vamos engañar, pero es que merece la pena leerlo de principio a fin 🙂

    Me alegra saber que las empresas se animan cada vez más a utilizar sus contenidos para trabajar la imagen de marca. Creo que algunas compañías todavía no son conscientes de la repercusión que tiene en las ventas llevar a cabo una buena estrategia de contenidos.

    Así que nada, mis felicitaciones una vez más.

    ¡Un abrazo!

    1. ¡Hola, Alicia!

      Muchas gracias a ti por tu comentario, desde luego es uno de esos posts para reservarle un ratito y leérselo café en mano. 😜

      Al final es como todo, a medida que ven que esto de escribir contenidos da resultados, cada vez más se rinden a la evidencia. Poquito a poquito.

      ¡Un abrazo y muchas gracias!

    1. ¡Hola!

      Muchas gracias por tu comentario. Esa es la clave, buen contenido y estrategias adecuadas, mejor resumido imposible. 😉

      ¡Un saludo!

  2. Hola Cova!
    Me ha gustado mucho el post y que por fin hayas lanzado la nueva web 😉
    Me enteré por el mail de Mila.
    Por cierto, tengo tu curso de Palabras que atraen y me está encantando, muy completo.
    Un abrazo!

    1. Hola Belén!

      Muchas gracias por tu comentario (aunque el post no lo he escrito yo, sino Adrián, el responsable del servicio de redacción), pero vaya, que a mí también me hace ilusión. 😀

      Me alegra mucho que te guste el curso, espero que te ayude a conseguir visitas y leads.

      Un abrazoo

    2. ¡Hola, Belén!

      ¡Muchas gracias! Me alegra un montón que te haya gustado.

      El post es solo un "pequeño" aperitivo, claro, lo bueno de verdad lo estarás viendo ya en Palabras que Atraen. 😜

      ¡Un abrazo!

  3. Muy bien Cova! Mucha razón en lo que escribes. Desde luego un blog puede ser nuestro escaparate online o nuestro CV, aparte de medio para poder enseñar y transmitir conocimiento, o entretener. Como se suele decir, o informas, o educas o entretienes!

    Mucho ánimo con el comienzo!

    1. Hola Jorge!
      En estos primeros artículos, pienso mucho en esas personas que tienen dudas sobre si montar un blog o no. A mí me costó muchísimo tomar la decisión de dar el paso y lanzarme. Si estos artículos pueden motivar a alguien a tomar una decisión, sería la mejor recompensa.

      Un saludo muy fuerte
      Cova

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te informamos de que los datos de carácter personal que proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Cova Díaz Ceballos como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Raiola Networks SL (proveedor de hosting de Cova Díaz) dentro de la UE. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios tiene como consecuencia no poder atender tu solicitud. Podrás ejercer tu derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición al tratamiento de tus datos personales, en los términos y en las condiciones previstos en la LOPD dirigiéndote a la dirección de correo electrónico [email protected] así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
crossmenuchevron-downcross-circlechevron-up-circle