COPYWRITER Y REDACTORA WEB

Mi objetivo es transformar los textos de tu negocio en tráfico y visitas

Cova Diaz

Si estás aquí, lo más seguro es que te encuentres atascado con…

Unos textos planos y anodinos que no transmiten la esencia de quién eres.

Unos contenidos que por muchos que te esfuerzas, no traen tráfico.

Unos emails que no venden ni fidelizan.

…y quieres saber si yo soy la persona indicada para ayudarte.

Lógico.

Ahí afuera hay miles de profesionales ofreciendo servicios y formación parecidos a los que yo te ofrezco. ¿Por qué deberías escogerme a mí?

Cuando soy yo la que está del otro lado y está en esa situación, uso 3 criterios:

  • check
    Experiencia: con quién ha trabajado esa persona y qué resultados ha obtenido.
  • check
    Sus clientes: qué es lo que dicen de ella. Qué resaltan y qué no dicen (en todo hay que fijarse). 😉
  • check
    Lo que me transmite: muchas veces me fío más de si esa persona me inspira simpatía que en otra cosa. Es algo casi mágico, de golpe lees sobre una persona y sientes que conectar contigo.

Así que si en eso me fijo yo, tampoco será tan desvelado que tú hagas algo parecido. Veamos que te puedo contar en cada uno de esos 3 campos.

Experiencia

He trabajado con (entre otros):

Mi experiencia como copy

Resultados

De 15.000 a 30.000 visitas en un año

Gráfica en Sistrix

Gráfica obtenida con Sistrix.

Qué dicen de mí

Franck Scipion

Franck Scipion

Lifestyle Al Cuadrado

He podido disfrutar del Know How y la gran profesionalidad de Cova en su etapa como redactora web para mi blog LifestyleAlCuadrado.com.

Me encontré con textos impecables, fechas de publicación siempre cumplidas, una actitud absolutamente positiva tanto para los lectores como con los compañeros de trabajo.

Lo mejor de todo es que ahora que Cova se ha ido para lanzar su propio negocio, sus textos generan aún más visitas que cuando los publicamos por 1ª vez en el blog.

Y apuesto a que este crecimiento no se va a parar en los próximos años ¿Magia? Nada de eso. Pregúntale a ella como lo ha logrado. Por aquí, estaremos siempre agradecidos por su labor en LifestyleAlCuadrado.

Dean Romero

Dean Romero​​​​​​​

Blogger3cero

Trabajar mis textos con Cova ha supuesto un antes y un después para varios de mis blogs. Le di contenidos y textos que hasta la fecha ningún redactor había sido capaz de abordar con solvencia y ella hizo un trabajo de investigación tan profundo que termino por ser experta en el tema, aportándome un contenido que jamás había visto en mi vida igual...

No solo la recomiendo, opino y diría que trabajar con ella es algo casi obligatorio si quieres conseguir resultados a los que la mayoría no pueden llegar.

Jups, pero llegamos a un punto difícil. Al de la conexión y la simpatía… eso no lo puedo arreglar con gráficas, números y testimonios.

¿Conectarás conmigo?

Nadie lo sabe, eso es parte del encanto. Pero déjame contarte algo más de la Cova persona, algo que te enseñe qué hay dentro de mi cabezota (y sí, uso cabezota porque cuando me obceco con algo soy terrible. Por algo me llaman torín…). 😉

Desde que era muy pequeña supe mi vida estaría entre palabras

Una mañana de verano estaba sentada en la terraza de mis abuelos en Valencia.

Pintarrajeaba un trozo de papel intentando dibujar la historia de amor de Superman y Supergirl mientras se enfrentaban a un malo, malísimo villano. Entre rayo y rayo de ataque (todavía no habían llegado los kamehameha) se encendió algo en mi cabeza.

Que hacía yo dibujando en aquel trozucho de papel, aquella lucha épica, aquel dramón cursi, aquella historia…

Aquella historia merecía ser escrita.

Y así decidí que me convertiría en escritora y que dedicaría mi vida a escribir. Tenía unos 6 ó 7 años

Aprender a escribir supuso un auténtico trauma para mí

Aquella decisión de niña se transformó en una realidad cuando con 17 años decidí que quería estudiar Periodismo.

La cuestión es que en 5º de carrera conseguí unas prácticas increíbles en el gabinete de prensa de un partido político.

Con el estupendo plan educativo que teníamos en mi carrera, llegué al último año sin apenas haber escrito una noticia. Y todas las prácticas que había hecho hasta aquel momento habían sido en la radio.

Hice la prueba (ese día debí estar inspirada) y me escogieron. Y ahí empezó el suplicio.

Mis notas de prensa jamás estaban bien y el jefe del departamento de prensa no hacía más que chillarme cada vez que las corregía. Todos los días igual.

Yo escribía. Gritos.

Yo escribía más. Más gritos.

Recuerdo un día que pensé, “hoy sí, hoy sí lo he hecho bien”. Aquel día los gritos todavía fueron peores.

Llegué a las vacaciones de Navidad sumida en el más auténtico desconsuelo. No era que fuese mala, es que era incapaz de aprender. Mi sueño de escribir…

Aquellas 2 semanas me planteé el mentir a mi madre e inventarme alguna excusa para dejar las prácticas. Pero al final, más por no querer asumir la derrota que otra cosa, muerta de miedo, regresé.

No sabría si fue que en esas 2 semanas mi mente se relajó o que milagrosamente interioricé todo lo que me intentaron explicar meses atrás. Pero cuando volví sabía escribir.

Todavía recuerdo como si fuese hoy 2 momentos que se dieron en esas prácticas:

El primero se dio a las dos semanas de volver. Después de corregir una de mis notas, mi jefe se echó atrás en la silla y me dijo: estás aprendiendo a escribir por momentos”.

Pocos instantes de satisfacción tan plena habré sentido en mi vida.

El segundo fue cuando me tocó escribir una nota bastante complicada sobre una ley de urbanismo. Tema complejo con términos complejos.

La información yo la obtenía del responsable del partido de aquella área. Después de hablar con él me dijo, “quiero echarle un ojo cuando la acabes para ver qué has puesto”. No disimuló mucho que no se fiaba de mí un pelo.

Cuando se la llevé no pudo poner ni un pero.

De hecho, hubo un momento que creo que hasta me miró avergonzado por haber dudado de mí.

La constancia, el trabajo y la pasión pueden contra todo

Desde siempre he dudado mucho de mí.

Cuando leí por primera vez lo que era el síndrome del impostor me dije: “Covita, esto es lo que tienes tú pero a lo bestia”.

Cada vez que un nuevo reto se avecina me muero de miedo… pero siempre acepto. Sufro mucho porque me aterroriza meter la pata (y la meto claro está), pero lo intento suplir siempre con una ilusión y ganas desbordante.

¿Resultado?

A día de hoy puedo decir que conseguí cumplir el sueño de aquella Covita de 7 años.

Hoy vivo de escribir. *

*: ya, ya sé que no son novelas, pero digamos que vale. 😉

¿Por qué te he contado todo esto?

Para intentar transmitirte quién es de verdad Cova Díaz. Para decirte que soy una persona normal como tú.

Con mis grandes virtudes y mis grandes defectos. Con mis sueños y mis miedos.

Alegre, optimista y cercana.

Cabezota, insegura y caótica.


¿Crees ahora que soy la indicada para ayudarte?

Puedo hacerlo de 3 formas.

Puedes contratarme para escribir tus emails y autoresponder.

Puedes hacer mi curso y aprender a ganar visitas y autoridad con tus contenidos

Puedes suscribirte al blog y dejarme que te enseñe trucos de redacción y copywriting

¿Quieres saber más? 😀

MIS LIBROS:

  • La vida exagerada de Martín Romaña.
  • Sobre Héroes y Tumbas.
  • El Lobo Estepario.

Nací en 1982

Fotografiando canicas

MI MÚSICA:

  • Queen.
  • Led Zeppelin.
  • Metallica.

ME ENCANTA:

  • Las canicas.
  • Las libretas.
  • La fotografía.

Me gusta escribir con pluma

Sí, te estoy mirando

"¿Sabes que es lo mejor de los aviones?
Aparte de los cacahuetes en esas bolsas tan pequeñitas, quiero decir. Es mirar por las ventanas a las nubes y pensar, podría estar caminando por ellas".

Delirio, Sandman.


… para lo mucho que queda por llegar.

Ehhhh, ¿qué pasa? ¿Te has olvidado de mí?” 

Covita

“Esta papanatas* mucho hablar de ella y casi se le olvida presentarme.

Tranquilo que yo no tengo tanto rollo. 😀

Yo soy la Covita, la encargada de meterle un poco de caña aquí a la amiga. Cada vez que se le va la olla o se pasa de listilla, salgo yo para darle un collejón de efecto sedante**.

Y si no espabila con eso, lo que nunca falla es atizarle con mi lápiz en la cabeza. Si ella es terca, yo más.

¿Por qué estoy yo aquí?

A mí me podrás encontrar en muchos de los posts del blog. Soy la encargada de poner un poco de cordura en semejante berenjenal.

De hecho, no me extrañaría nada que cualquier día secuestrase a Cova y me hiciese cargo yo del negocio (te digo que lo iba a hacer mejor).

*: en homenaje a Mafalda que me encanta.
**: en homenaje a Manolito Gafotas, todo un crack.